Bienvenidos a mi blog

Mi foto
El mundo quizá no es más que un conjunto de poliedros irregulares cuyas caras son extrañas y cambiantes... Veamos hasta donde y hasta cuando rueda este poliedro antes de desvanecer sus aristas y perder la planaridad de sus caras, antes de volverse una esfera... a quién alguien en el camino le diga que su destino, era rodar y rodar.

mayo 31, 2010

Nunca es tarde

La historia de la humanidad está llena de niños y jóvenes prodigio. Algunos han llegado a la meta mucho antes que los demás... pero que han hecho algunos de los demás con su vida, aquellos que ya no son tan jóvenes.
Entre los ejemplos de los niños y jóvenes prodigio tenemos a Mozart quien comenzó a componer música desde los 5 años. Galois heredó a la humanidad un mundo de nuevos números (los complejos) poco antes de morir a los 20 años. Avicenna se graduó de médico a los 18. Steven Spielberg inició su carrera a los 23 y Bill Gates era el hombre más rico del mundo a los 37 años, por poner algunos ejemplos.

Es común que varias personas tiendan a desanimarse cuando voltean a ver a su alrededor y se comparan con otras que alcanzaron sus metas mucho antes. Es fácil desanimarse cuando se miran al espejo y las arrugas se vislumbran en su rostro o ya han cubierto totalmente su piel mostrando la evidente huella de los años.

La opción más común es la descalificación propia para seguir intentando obtener ese “algo”, esa “meta”, pensando “eso no es para mí… ya no es para mi edad”.
Otras personas, simplemente, no se cansan.

Luchan, quizás a veces en contra de lo que el destino les parecería tener reservado, para lograr sus metas y sus sueños… ¡qué importa que parezca tarde!
La historia nos muestra también los ejemplos de tenacidad en casos como Goethe quién escribió su obra cumbre Fausto a los 60 años y Miguel Angel que inició las obras de la Capilla Sixtina a los 63.

Pudiera pensarse que por ser obras intelectuales, eran posibles de realizar por gente mayor, pero ¿y qué tal los deportes?
Pues Oscar Swahn ganó una medalla olímpica a los 72, y aunque mucho más jóvenes pero no para sus propios deportes, varios deportistas siguen compitiendo pasados los 40 años por el sueño del oro olímpico y de juegos mundiales de diversos deportes. El camerunés Roger Milla, por ejemplo, a sus 42 años corría como demonio durante la Copa del Mundo de Futbol Soccer del 94. O el remero checo Václav Chalupa quién a sus 40 años participó en los recientes Juegos Olímpicos de Beijing.
Y para aquellos que quieran ponerse un reto ¿qué tal correr un maratón después de los 75? La pareja japonesa de Shigetsugu y Miyoko (83 y 78) han sido los de mayor edad en la historia en correr juntos (Maratón en Japón, 2008).

No cabe duda que también la historia reciente nos recuerda que ese tipo de personas siguen luchando a nuestro alrededor. En 2007, la californiana Hazel Soares cumplió un sueño de 78 años al obtener su licenciatura a los 95. Recientemente, quizás también cumplió otro sueño: obtener su maestría a los 98 años.
Y para finalizar, la australiana Olive Riley parece tener el record de haber sido la blogger más anciana, nada menos que ¡a los 107 años!
Nunca es tarde para nada, ¿no lo creen?

2 comentarios:

  1. Ahora que leo tu post me doy cuenta que debo de decidirme. Gracias ya lo haré saber

    ResponderEliminar