Bienvenidos a mi blog

Mi foto
El mundo quizá no es más que un conjunto de poliedros irregulares cuyas caras son extrañas y cambiantes... Veamos hasta donde y hasta cuando rueda este poliedro antes de desvanecer sus aristas y perder la planaridad de sus caras, antes de volverse una esfera... a quién alguien en el camino le diga que su destino, era rodar y rodar.

mayo 22, 2010

¿Qué se te viene a la mente cuando escuchas Africa?

Quizás piensas que es un continente pobre con habitantes pobres pero pocas veces te imaginas qué pasa con los habitantes blancos. Probablemente sólo si hablan de Sudáfrica, uno piense en los habitantes blancos, ingleses en su mayoría, pero no africanos.
Recientemente conocí a una chica de Zimbawe. Por su aspecto, ojos verdes, cabello rubio y perfecto dominio del inglés, que además vive en el Reino Unido, pensé de antemano que era británica. Pero no, era de Zimbawe y extrañaba a su país.
Me contó que en Zimbawe la minoría blanca sufre de racismo desde hace casi treinta años. El pueblo es pobre, sin duda y aunque todos sufren, negros y blancos, no todos son racistas, pero los hay que sí. Sus abuelos eran británicos pero sus padres no. Ella es orgullosamente zimbawense desde que nació, así como sus padres quiénes debido al racismo y después de una larga lucha lograron salir del país para pedir refugio en Gales, donde viven desde hace algunos años. A los granjeros blancos los matan por odio, quizá porque alguna vez fueron los colonizadores, o al menos eso piensan quiénes los matan. Ella me contó de un granjero blanco al que torturaron 18 horas antes de pegarle un tiro a la cabeza.
Ahora ella es zimbawense tratando de sobrevivir y vivir en otro país en el que vivieron sus abuelos, aunque no es nada fácil para ella. Me dijo que me envidiaba la visa mexicana, pues te permite viajar libremente en Europa, sin tener que pagar fuertes cantidades como las que ella paga cada que quiere visitar otro país. Yo creía hasta entonces que eso sólo pasaba con los chinos y los colombianos.
Me dijo que México era bello. Conoció Veracruz y parte del sureste mexicano. Hablamos entonces de Ciudad Juárez y del narcotráfico, entonces me contó su historia pues ninguna de las dos entendíamos porqué la gente se queda a vivir en un lugar donde la matan.
Me comentó que antes de los 80’s el país producía granos y su economía se basaba en la agricultura. Hoy no producen nada, ni hay turismo, la gente sencillamente no quiere visitar Zimbawe. Con un poco de tristeza agregó que la situación de su país cambió en unos cuantos años, de un país con cierta economía a otro en el que la gente es pobre y muchos de ellos asesinados. – Cuesta tan poco tiempo arruinar un país – dijo al final tristemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario