Bienvenidos a mi blog

Mi foto
El mundo quizá no es más que un conjunto de poliedros irregulares cuyas caras son extrañas y cambiantes... Veamos hasta donde y hasta cuando rueda este poliedro antes de desvanecer sus aristas y perder la planaridad de sus caras, antes de volverse una esfera... a quién alguien en el camino le diga que su destino, era rodar y rodar.

abril 30, 2010

Un grillo astrónomo en el “día del niño”

La celebración del día del niño fue instituida por la UNESCO en 1954 y ubicada el 20 de noviembre de cada año. Sin embargo, cada país tiene su propia fecha de celebración de acuerdo a sus propias costumbres e historia. Latinoamérica es pionera en la celebración del día del niño, siendo ejemplos de esto, el día del niño en Paraguay (16 de agosto) en conmemoración de la participación de más de 3000 niños en la guerra de Paraguay. Por otro lado, el día del niño en México fue celebrado por primera vez el 30 de abril de 1916 en Veracruz. Y es precisamente en conmemoración de esta fecha y para deleite de todos los niños que hoy recordamos a un personaje tan ligado a la infancia y ¿por qué no decirlo? A la ciencia y al arte.

Cri-Cri es un grillito cantor inventado para el deleite de todos los niños. Sus canciones y cuentos empezaron a transmitirse en la radio mexicana desde los años 30’s siendo todo un hito para la cultura infantil en México. Para la década de los 40’s se empezaba a conocer en el resto de los países del continente americano. Walt Disney incluso, realizó una secuencia animada para una de sus canciones (los 3 cochinitos).
Pues bien, el grillo, antes de de ser violinista, porque era violinista, han de saber, y de los buenos, ¡como todo grillo que esté orgulloso de ser grillo!... era astrónomo, o quería serlo. Cuando era joven, Gabilondo soñaba con las estrellas y las matemáticas. Su talento e imaginación, sin embargo, lo llevarían por el camino de los cuentos y la fantasía que musicalizaría con la ayuda del pequeño grillito que también seguramente, llevaba el amor a la ciencia en su corazón. Gabilondo compuso alrededor de 228 canciones para niños, abarcando varios ritmos desde el vals a la música china, pasando por el country americano, el tango argentino, la jota española y la música popular mexicana. Paralelamente a su actividad artística, en 1951 ingresó a la Sociedad Astronómica de México y construyó un observatorio para aficionados en Tultepec, Morelos.

 A principios de los años 70’s, Gabilondo retomó su vieja pasión por la astronomía observando el cielo nocturno de Texcoco en el Estado de México. Murió en 1990 o más bien dicho, Cri-Cri y su creador decidieron hacer un viaje a las estrellas para entonar sus canciones desde una constelación astronómica en el firmamento lejano. Búscala pues, escuchando alguna de sus canciones, que seguro la encuentras.


4 comentarios:

  1. Un personaje bastante pintoresco. No había escuchado hablar de él, pero de todas maneras me remonta a la época de la infancia, tan llena de diversión y colores.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque tarde la respuesta, gracias por visitar este blog.
      Algún día, cuando puedas, escucha sus canciones, una gran sensibilidad en el mundo de los niños.

      Eliminar
  2. Alguna vez vi la pelicula de la vida del creador de cri-cri, y recuerdo que mas o menos dijo que: era fascinante observar el cielo, porque lo que vemos en realidad es el pasado del universo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, aunque tarde la respuesta, muy de acuerdo contigo. Cri Crí adoraba la astronomía.

      Eliminar